Cabello quemado por sol: causas y cómo cuidarlo

Amamos disfrutar  las vacaciones de verano, nadar en el mar o en la piscina bajo el sol, pero al volver a casa, muchas veces nos podemos encontrar con la gran sorpresa de que nuestro cabello luce opaco, seco, con frizz y sumamente maltratado. Esto es debido a la combinación de los rayos UVA, la sal y el cloro que perjudican el cabello y empeoran su apariencia.  

Existen muchas consecuencias del cabello quemado por el sol, ya que su exposición en exceso no solo daña la cutícula de cada hebra y provocá roturas por puntas abiertas, sino que también puede ser muy perjudicial para la salud de tu cuero cabelludo. Pero ¡no te preocupes! Es posible restaurarlo y recuperarlo con cuidados especiales. 

Cuidados del cabello quemado por el sol  

  • - El primer paso para prevenir y evitar el cabello quemado por el sol es no exponerte de forma directa sin protección. Utilizá gorras y sombreros para proteger tu cuero cabelludo lo máximo posible.  
  • - La limpieza profunda es clave para poder emplear algún tratamiento reconstructor. Busca shampoos que nutran a profundidad, para facilitar su desenredo y vuelvan el cabello suave y manejable.  
  • - Implementar un tratamiento correctivo es perfecto para reparar el daño y evitar agresiones futuras. Añade CC Cream, de la gama Soleil de Kérastase, como un producto que forme parte de tus cuidados del cabello quemado por el sol, ya que pule la fibra capilar, restaura la barrera protectora del cabello, promueve la elasticidad y brindá una gran cantidad de brillo y suavidad. 

Si sigues estos básicos consejos, tu cabello dejará de resentir los daños provocados por el sol. Disfrutá del calor solar, pero siempre recuerda utilizar producto que protejan, nutran e hidraten tu cabello tras la exposición a los rayos del sol.  En Kérastase tenemos las gamas perfectas para cada necesidad y tipo de cabello. Conocé tu producto ideal y enamórate.